¡Hola a todos! ¡Espero que su verano vaya muy bien! El mío va tranquilo. La verdad es que estoy disfrutando las salidas al aire libre y lo que la ciudad ofrece a nuestra comunidad hispana. Por esto es que destaco dos eventos. Uno de ellos es una obra de teatro que llega a nuestra ciudad, Hijas de su Madre, este viernes, 28 de julio. La obra es completamente en español. El otro evento que no pienso perderme es el grupo Mariachi Vargas, que va a interpretar su música con la Sinfónica de Grand Rapids, en el marco del ciclo de Symphony Pops en Cannonsburg. Ya es hora de que nuestra ciudad nos ofrezca más alternativas en nuestra lengua. Por eso lo celebro.

En cuanto a ArtPrize, resalto que este año otorgó $145,000 en becas a más de 40 artistas y proyectos colaborativos. Entre ellos, se apoyó a nueve proyectos de gran escala que van a exhibirse en nuestra ciudad durante la competencia. Pude ver en la página web de ArtPrize y vi varias cosas interesantes que van a presentarse dentro del distrito de ArtPrize: en la Plaza Vandenberg (Calder), Parque Ah-Nab-Awen, Puente Gillett y en el Río Grand.

También destaco las becas Semillas para Artistas. Estas becas de $2,000 presentadas por la Fundación Frey, se entregan por cuarto año consecutivo a 25 artistas. Los ganadores de estas becas fueron elegidos por el Consejo Asesor de ArtPrize, que buscó obras ambiciosas de artistas que demostraron tanto una necesidad económica como un mérito artístico. Entre los ganadores de estas becas se encuentra Tom Kiefer, de Arizona. Tom nos trae a ArtPrize Nueve una serie de fotografías difíciles de procesar debido a su contenido. El nombre de la exhibición ganadora de una de estas becas es El Sueño Americano (The American Dream).

Allí se nos muestra una reflexión muy perturbadora de cómo tratamos a otros seres humanos. Tom trabajó como conserje de la Patrulla de Frontera e Inmigraciones de los EE. UU. (U.S. Customs and Border Patrol). Parte de su trabajo era sacar las bolsas de basura de sólo uno de los 136 predios que hay en el país, donde se confisca pertenencias de los inmigrantes que están en la frontera o cerca de ella. Un día él echó un vistazo dentro de una de las bolsas. Allí se encontró con objetos personales que habían sido elegidos cuidadosamente por su dueño para ser utilizados en su viaje desesperado y peligroso. Entre los artículos confiscados y botados a la basura por ser ‘no-esenciales’, se encontró con rosarios, biblias, billeteras, ropas, monedas, teléfonos, comida, jabones, frazadas y fotos familiares. El pasar un tiempo con los elementos confiscados, organizarlos y tomarles fotografías lo conmovieron profundamente. ¿Cuán importantes eran estos elementos para sus dueños? El botarlos a la basura, se dio cuenta, era un acto de deshumanización. El Sueño Americano es una muestra visceral de lo que está sucediendo, y desafía directamente a quienes desearían que esto no se vea, ni menos aún, que se sepa.

No pienso perderme esta obra que va a estar entre nosotros durante ArtPrize Nueve, que va a tener lugar aquí en Grand Rapids, del 20 de septiembre al 8 de octubre.

Vea el columna original.

By Leandro Robles on